¿Quiere cambiar a Wi-Fi 6?

En septiembre de 2019, la Wi-Fi Alliance lanzó el programa de certificación Wi-Fi CERTIFIED 6 para dispositivos Wi-Fi de acuerdo con el próximo estándar IEEE 802.11ax para mejorar las LAN inalámbricas de alta eficiencia (HEW), cuya aprobación está prevista a mediados de este año. Como hemos visto con generaciones anteriores de tecnología Wi-Fi, los dispositivos están comenzando a aparecer en el mercado muy por delante de los estándares y se están convirtiendo rápidamente en la norma.

Netgear, Arris y Asus presentaron recientemente sus puntos de acceso Wi-Fi 6 e incluso Comcast ha anunciado una versión para Wi-Fi 6 de su Gateway para uso residencial. Los últimos smartphones iPhone 11 y Galaxy S10 incluyen compatibilidad con Wi-Fi 6, y Lenovo, HP y Dell han anunciado portátiles con Wi-Fi 6 integrado. Además, se espera que la introducción de la tecnología Wi-Fi 6E desbloquee todas las funciones de Wi-Fi 6 para mejorar drásticamente la experiencia inalámbrica.

Ahora que ya está aquí oficialmente, muchas empresas quieren esta actualización. Veamos más de cerca lo que puede conseguir con Wi-Fi 6 y qué conlleva esta actualización.

Cada vez es mejor
Con Wi-Fi 5 (802.11ac) ya alcanzamos una velocidad inalámbrica que superaba 1 Gb/s, lo que impulsó que IEEE presentase 2.5GBASE-T y 5GBASE-T para permitir que las instalaciones de categoría 5e y 6 pudieran admitirlas. Sin embargo, como prácticamente todo el mundo utilizaba la red inalámbrica, esa velocidad no era suficiente. Entonces llega Wi-Fi 6, con la capacidad de ofrecer una trasmisión de10 gigabits a través de la utilización de ocho secuencias espaciales que transmiten a 1,2 Gb/s en comparación con Wi-Fi 5, que transmite a tan solo 866 Mb/s por secuencia.

Wi-Fi 6 funciona tanto en la banda de 2,4 GHz como en la de 5 GHz, mientras que Wi-Fi 5 solo funciona en la banda de 5 GHz. Mientras que la banda de 5 GHz se sigue utilizando principalmente porque tiene menos interferencias y frecuencias más rápidas (cuanto mayor sea la frecuencia, más ondas de radio), la banda de 2,4 GHz es aún mejor a la hora de atravesar objetos sólidos y cubrir distancias más largas (aproximadamente tres veces más que la banda de 5 GHz). Además, se producen menos interferencias en la banda de 2,4 GHz, ya que muchos de los dispositivos que utilizan esta banda, como los teléfonos inalámbricos, cada vez se usan menos. Wi-Fi 6 tiene la capacidad de usar ambas frecuencias simultáneamente para aumentar la cantidad de datos que pueden transmitirse.

Al parecer, ya que cada vez más dispositivos se benefician de la tecnología Wi-Fi, se espera que incluso Wi-Fi 6 se vea afectado por la congestión. Ahí es donde entra en juego Wi-Fi 6E por su capacidad para funcionar también en la banda de 6 GHz. Wi-Fi 6E ampliará la capacidad de Wi-Fi 6 mediante el uso de hasta 14 canales adicionales no superpuestos de 80 MHz y 7 de 160 MHz en la banda de 6 GHz.

Destinado principalmente para aplicaciones como la transmisión de vídeo de alta definición y la realidad virtual, Wi-Fi 6E permitirá a un mayor número de usuarios reducir la congestión, y no se verá afectado por dispositivos de Wi-Fi 5 que utilizan la banda de 5 GHz. En otras palabras, solo los dispositivos compatibles con Wi-Fi 6E podrán utilizar el espectro de 6 GHz.

Nadie sabe con exactitud cuándo se introducirá la tecnología Wi-Fi 6E, ya que el uso del espectro de 6 GHz requiere de la aprobación reglamentaria por parte de la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos, y aunque parece que está al caer, todos sabemos que es posible que esta aprobación no llegue pronto. Pero una vez se apruebe, se espera que los dispositivos de Wi-Fi 6E lleguen de inmediato al mercado.

Así que iremos viendo como progresa el mercado