La necesidad de digitalizar las escuelas

El coronavirus, como no, también ha afectado al sector educativo. Des del 13 de marzo, muchas escuelas han tenido que reinventarse para hacer frente a una realidad complicada, la de digitalizar la escuela, y por primera vez, impartir contenidos de manera 100% telemática. Las quejas por parte de estudiantes (y sus padres) no han cesado, ya que las instituciones educativas en su mayoría han apostado por parches que no han sido del agrado de los jóvenes.

Es cierto que a partir de septiembre en principio los estudiantes volverán a las aulas (si los rebrotes lo respetan) pero para ello, hay una necesidad latente de digitalizar la escuela. Las instituciones educativas hasta ahora no habían apostado firmemente por la digitalización, pero tal como decía José Luis Castro (presidente de la Fundación Educativa Franciscanas de Montpellier), debido al Covid-19, “se ha pasado de una educación 3.0 a una 5.0 o 6.0”.

El proceso de digitalización de las escuelas debe estar basado en seis pilares (tal como recoge un estudio de Telefónica Empresas): una buena conexión para instituciones y domicilios para facilitar el e-learning, dispositivos y soporte tecnológico para solucionar problemas, contenidos digitales de calidad, ciberseguridad para que la enseñanza sea un entorno seguro para los menores de edad y formación para la correcta implementación de la tecnología.

Todos han visto que de un día para otro, el mundo puede dejar su rutina habitual a estar completamente confinados en casa. Pero para que las futuras generaciones que se están formando ahora (y las siguientes) puedan tener una educación sin perder calidad, es importante que las escuelas den un paso firme para la digitalización, y que esta apuesta sea a largo plazo (no solo durante la época en la que convivamos con el coronavirus).