La transformación digital en el sector salud ha sufrido una aceleración en el presente año. Tecnologías como inteligencia artificial, la robótica, el Internet de las cosas (IoT), el big data y la computación cuántica están empezando a mostrar su verdadero poder, y a ser consideradas inversiones necesarias en el mediano plazo. Es indispensable contar con una infraestructura tecnológica capaz de soportar estos despliegues, y redes con las particularidades necesarias para los ambientes que necesitan cuidados especiales.

Los hospitales inteligentes cuentan con muchos beneficios, pero en definitiva hay uno que prima sobre todos ellos, y es el aumento de la calidad en la atención médica. Este nuevo concepto tiene como filosofía crear hospitales modernos construidos sobre un entorno TIC y herramientas interconectadas. Nuevas funcionalidades para facilitar el trabajo de los médicos, reducir costos sanitarios y mejorar la experiencia del paciente.

ENE Telecom integrador de soluciones para infraestructura de redes de comunicación y centros de datos, desarrolla a continuación los conceptos de Hospitales, Pacientes y Salud 4.0.

Hospitales 4.0, una infraestructura para todos

Este es un nuevo concepto que hace referencia a la infraestructura que se encuentra dentro de un hospital, consultorio clínico, laboratorio, entre otros. De acuerdo con los diferentes entes normativos, estas nuevas infraestructuras deberán tener una larga vida útil que marque la pauta a la longevidad de las tecnologías con relación a los sistemas.

Por lo tanto, para las organizaciones del sector salud, es necesario evaluar y discutir la inversión en tecnología moderna y sobre todo en una infraestructura de cableado estructurado que le permita perdurar en el tiempo. Por ejemplo, la arquitectura PON LAN en hospitales y clínicas ha sido una gran solución en todo el mundo, puesto que permiten lograr la convergencia entre múltiples servicios, como datos, VoIP, videovigilancia, equipos electrónicos, dispositivos móviles, servicios de administración y registro electrónico medico (EMR), entre otros.

Así mismo, es posible implementar de un sistema integrado de atención médica donde se pueda hacer un seguimiento del historial clínico de todos los pacientes que asistan a estos centros médicos, y de esta forma, un médico en cualquier centro de atención, clínica u hospital puede ver el historial médico, fórmulas, placas de radiografías, tomografías, o ecografías, evitando así repetir estudios y exámenes según se vaya a uno u otro centro de salud.

Pacientes 4.0, el recurso más importante

Ahora, hay que tener en cuenta que el paciente también es 4.0. Anteriormente, los seres humanos eran pasivos, es decir que no tenían información, no contaban con estadísticas de salud, no tenían idea acerca de los síntomas de alerta ante una posible enfermedad, solo la confianza de su médico de cabecera.

Hoy en día, y gracias a los alcances tecnológicos, si los pacientes presentan algún síntoma tienen la posibilidad de buscar en Internet e informarse al respecto, cuentan con gadgets que les permite monitorizar su estado de salud, revisar su historial clínico en línea y acceder a los comentarios que reciben de sus médicos.

Igualmente, esta nueva tendencia impulsa a que los pacientes siempre estén hiperconectados, es decir, que están acostumbrados a recibir información y hasta realizar consultas desde cualquier lugar y cualquier dispositivo, sin necesidad de recurrir a la extenuante visita a su consultorio médico.

Salud 4.0, todo al alcance de un clic

Salud 4.0 hace referencia a todos los servicios que están dentro del hospital, todo lo que se relaciona a la funcionalidad. Por ejemplo, gracias al IoT y la automatización, en el caso de los profesionales de la salud, la dinámica de los trabajos es mucho más efectiva y optimizada, ya que gracias a su fácil acceso a programas informáticos y bases de datos pueden actualizar el historial médico de los pacientes a través de smartphones, tabletas y ordenadores.

Sin duda, esta evolución tecnológica colabora directamente con los médicos localizados en ubicaciones internas del hospital, esto gracias al soporte de transferencia de datos a alta velocidad, el monitoreo remoto de pacientes o equipos de precisión, la integración de telemetría, tecnologías IoT para aplicaciones inteligentes, consulta online de historiales médicos; o permitir la supervisión remota de cirugías de alta complejidad.

La tecnología siempre supone cambios disruptivos en aquellos ámbitos en los que puede ofrecer nuevas posibilidades y su accesibilidad para el mayor número de personas posibles. La aplicación de las últimas novedades tecnológicas en el mundo de la salud en general, nos ofrece una serie de posibilidades que tenemos la obligación de explorar. No sólo porque nos ayuda a tener más éxito sino porque permite seguir avanzando en un objetivo común de todos los profesionales de esta industria: mejorar la salud y calidad de vida de las personas.

Un sistema de infraestructura de red y centros de datos seguro, robusto y confiable es fundamental en esta jornada digital. Ene Telecom posee soluciones específicas para esta vertical, asegurando el desempeño necesario, para que los hospitales y clínicas estén enfocado en las vidas.